Diez técnicas para hablar en público y perder el miedo a la oratoria

La competencia verbal es uno de los criterios mejor valorados en el mercado laboral. Sin embargo, algunas personas tienen miedo a hablar en público.

La buena noticia es que, como cualquier otra habilidad, se puede trabajar y aprender.

Técnicas eficaces para hablar en público


1. Analiza a personas que hablan bien frente a un auditorio

Analiza los aspectos que tienen en común y apunta los detalles que te llamen la atención.

2. Intenta imitar a tus referentes
Busca un momento en el que te encuentres solo y trata de imitar a esas personas que tienen esta habilidad y las técnicas que utilizan.

3. Practica siempre que puedas
Verás que la práctica te hará ir mejorando poco a poco. I puedes, grábate para ver la evolución.

4. Ten en cuenta tus errores
Cuando te sientas más cómodo pídele a una persona de confianza que sea tu público. Identifica con su ayuda los errores que cometes y revisa qué puedes hacer para corregirlos.

5. Confía en tus posibilidades
Trabaja en tu seguridad y autoestima si crees que la tienes baja. Confía en tu capacidad y ten en cuenta que el público no te va a juzgar a ti, sino a tu discurso.

6. Respiración y relajación
Si conoces técnicas de respiración diafragmática o de relajación muscular progresiva ponlas en práctica antes de comenzar a hablar en público.

7. Imagina que todo sale bien
Si te observas a ti mismo hablando para tu audiencia y haciéndolo de manera exitosa tienes más posibilidades de engañar a tu cerebro y que todo transcurra según lo esperado.

8. Controla tus nervios
Es habitual que ante situaciones que nos hacen sentir inseguros nos dejemos llevar por los nervios. Controlar el ritmo cardiaco y respiratorio es algo que te ayudará, pero la mejor solución es no prestar demasiada atención a los síntomas que indican tu nerviosismo.

9. Ten presente tu objetivo
Para triunfar a la hora de comunicarte en público tienes que tener claro el objetivo de la charla, dominar el tema del que vas a hablar, conocer qué espera de ti la audiencia y tener preparado tu discurso.

10. Despierta el interés de tus oyentes
Puedes realizar una pregunta retórica, utilizar un juego de palabras, comenzar con un dato impactante o establecer algún elemento de humor, o bien jugar con tus silencios. De esta manera, conseguirás atraer la atención hacia lo que tienes que decir.

Pero ante todo: sé natural. La sencillez es tu mejor herramienta. Debes expresarte con sencillez y ser directo. Y para ganarte la simpatía del público no hay nada mejor que ser honesto y transparente. Será mucho mejor si sonríes, diriges tu mirada a aquellas personas que están prestando atención, siempre que abarques todo el auditorio. Y el último consejo es hablar y no leer lo que tienes escrito, para de esta manera transmitir más y mejor.

FUENTE: APRENDE MÁS

Comparte esta noticia en tus redes

Deja un comentario

¿ESTÁS LISTO PARA DAR EL GRAN PASO?

Te acompañaremos en todo momento