El chino mandarín pareciera ser un idioma muy complejo para cualquier persona que quisiera acercarse a él, sin embargo, con perseverancia y entusiasmo todo es posible.

El traductor de chino mandarín Rodrigo Torres, académico del Instituto Confucio Santo Tomás, nos explicó en Efecto China cómo es la estructura de este idioma y cuáles son las principales diferencias con el español.

De partida, «el chino mandarín es un idioma que no tiene alfabeto, al no tener un alfabeto es un idioma que se pronuncia en base a sílabas y cada sílaba es una palabra o un caracter que representa un pictograma, por así decirlo, un dibujo de lo que representa esa palabra», comentó Torres.

El académico agregó que «al poder entender los caracteres, cómo se conforman, uno puede familiarizarse con sus significados ya que los caracteres se componen por un radical que es la unidad básica de un caracter».

Así, explicó, esos radicales «a uno le permiten ordenar los caracteres u originar una serie de palabras».

Otra importante diferencia con el español es que el chino mandarín no tiene género como así tampoco «existe conjugación verbal, en este sentido, es bastante práctico el idioma porque no tiene lo que tiene el idioma español que necesita, para cada pronombre, su conjugación», se explayó el experto en la lengua china.

Eso sí, agregó Torres, «es muy importante la pronunciación, es un idioma tonal: En base a los tonos uno puede diferenciar las palabras. Cada palabra, cada sílaba, tiene su sonido inicial y su sonido final».

Para aprender, añadió, «uno necesita una transcripción fonética del idioma chino mandarín que se llama pīnyīn que uno usa para pronunciar estos caracteres».

¿Qué tan difícil es aprender este idioma? Rodrigo Torres afirmó que «estudiar chino dejó de ser extraño, cada vez más personas están aprendiendo este idioma tan apasionante. Aprender chino no es difícil, es sólo un idioma. No es ciencia ni cálculo avanzado«.

«No es inalcanzable. Es diferente, pero es posible, no hay por qué asustarse. Simplemente hay que tener motivación para estudiar y teniendo eso uno ya tiene la base para empezar a construir», remarcó Torres quien añadió que «durante el estudio del idioma chino sí se requiere perseverancia».

FUENTE: COOPERATIVA CL

Comparte esta noticia en tus redes

Deja un comentario